STEINBECK (Las uvas de la ira, 1939)

“Las mujeres miraron  a los hombres, los miraron para ver si al fin se derrumbarían. Las mujeres permanecieron calladas, de pie, mirando. Y en donde un grupo de hombres se juntaba, el miedo dejaba sus rostros y la furia ocupaba su lugar. Y las mujeres suspiraron de alivio porque sabían que todo iba bien, que esta vez tampoco se irían abajo; y que nunca lo harían en tanto que el miedo pudiera transformarse en ira“.

John Steinbeck, Las uvas de la ira, Tr. María Coy Girón. Madrid: Alianza, 3a. reimpresión, 2010.

Por Gilberto Santaolalla

Ciudad de México (1977). Psicoterapeuta con 11 años de práctica. Maestro en Filosofía. Esposo y padre. Entusiasta de la filosofía, la escritura creativa, la carpintería, los oráculos y la fotografía. Aprendiz del fuego.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Agenda una cita