Madrugada 2024 (III)

Conociéndote a ti mismo en compañía de otras: Lee, escribe, obsérvate y piensa con el corazón.


Desde mediados del siglo XIX, en el mundo Occidental, algo comenzó a sospecharse respecto al papel que el propio ser humano había asumido ─al paso de los últimos tres siglos─ y sus notables limitaciones en los modos de relación entre lo humano y lo no humano.

El siglo XXI se adentra con velocidad exponencial en territorios ignotos que dejan en nosotras un rastro emocional difícil de aprehender. Sin saber bien a bien «por qué», algunos presentimos un debilitamiento del horizonte, es decir, de aquello que podemos considerar para nuestro propio crecimiento vital como posibilidad de acción dentro de nuestra vida y para quienes nos acompañan.

Lo anterior nos sitúa en un ambiente cubierto de un “escepticismo extraño”: evadimos el presente y olvidamos el porvenir, una eventualidad que fatiga y que nos encadena a un espíritu de pesadez. De aquí que la exigente necesidad de que mujeres y hombres nos asumamos como únicos responsables de construir un sentido y organizar «lo real» pueda llegar a resultar angustiante.

Se avisaba inminente que ocurriera éste agotamiento, pues el conocimiento humano ha sido, es y será por siempre insuficiente ante el misterio.

En 1978, en el epílogo al libro El camino de Eleusis, el afamado químico Albert Hofmann dice que “[l]as transformaciones necesarias que permitan alcanzar una conciencia abarcadora ─como condición previa para superar el materialismo y para lograr una relación renovada con la naturaleza─ no pueden recaer por completo en la sociedad o en el Estado. El origen de la transformación debe ser y únicamente habrá de encontrarse dentro del individuo mismo”. ¿Es posible lograr una “relación renovada con la naturaleza” en el siglo XXI? Y, de serlo, ¿cómo transformarse a sí mismo y acercarse a una “conciencia abarcadora”? Y más aún, ¿quién es ese “individuo” a quien interpela Hofmann?

Dicho lo anterior, Madrugada propone amplificar —cuidadosa y tempestuosamente— la «realidad» cotidiana. Es decir, prestar atención sobre un saber experiencial que parte de lo habitual, de nuestras circunstancias concretas y de la inmediatez de la vida, yendo más allá del parloteo vertiginoso y de los eventos extraordinarios. Se propone desvelar la vida común y corriente de los integrantes, mediante ensamblajes espontáneos y/u organizados de estudio, reflexión y diálogo que, de manera aguda, provoquen en nosotros la sospecha sobre otras formas latentes de ser y estar. Pero, sobre todo, busca depositar su confianza en el precepto délfico «Conócete a ti mismo» ─mandato venido de algo superior a nosotros─, un inquirir a la individuación como punto de partida para el encuentro dialógico con el otro y el mundo.

Madrugada promueve que los participantes reconozcan ─por medio del diálogo en comunidad─ su genio y temperamento creativo, y su adaptabilidad para la construcción de un pensamiento genuino. Así como el alfarero, el herrero o el carpintero, que con esfuerzo y voluntad labran el material que quieren transformar, también aquí, por medio del refuego de los cuestionamientos y la vivencia comunitaria, se busca ablandar —transitoriamente— las certidumbres de los participantes; certezas que imposibilitan la maleabilidad hacia nuevas formas de ser y estar en la vida. La actividad artesanal (lo ad hoc) es lo natural e indeterminado frente a lo decisivo y seguro de la máquina.

Tenemos la esperanza de que, poco a poco, surja el esfuerzo, la disciplina y el compromiso vital de transformarse y, probablemente con ello, corresponder socialmente pues… sólo aumentándonos podemos ayudar al Mundo… sólo engrandeciendo nuestra alma hacia El Cielo y La Tierra.


Sirva lo anterior como justificación para proponer el siguiente recorrido tentativo:

Bienvenida

Primera parte: diagnóstico de la época actual

  • Friedrich Nietzsche: La muerte de Dios.
  • Richard Tarnas: Cosmos y Psique.
  • Lars Svendsen: Filosofía del Tedio.
  • David Le Breton: Crisis de atención: Desaparecer de sí.
  • Paul Auster: En el país de las últimas cosas.

Segunda parte: «Conócete a ti mismo»

  • Nietzsche y la idea de lo próximo: aprender a mirar «lo no importante».
  • Gurdjieff y Ouspensky: El trabajo de uno: “«Recuérdate»”.
  • Oughourlian / R. Girard: La génesis del deseo.
  • Giorgio Colli: La sabiduría Griega: Dionisio / Apolo / Eleusis / Orfeo.

Tercera parte: terapia para los males contemporáneos

  • Simone Weil: La atención y la acción.
  • Jean Grondin: Sentido de la vida… y de la humana.
  • Aristóteles: La amistad.
  • Giovanni Reale: Terapia para los males del hombre y la mujer contemporáneos.
  • Michel Montaigne: La soledad.
  • Jamie Wheal: Recapturar el éxtasis.
  • Peter Kingsley: Metis, el fundamento griego de la quietud.

Cuarta parte: el poder del mito

  • Joseph Campbell, El Poder del Mito.
  • Albert Hofmann: El mensaje de los Misterios Eleusinos para el mundo de hoy.
  • James Hillman: El código del alma.
  • Karl Kerénji / Karl Galinsky: Los héroes griegos / El tema Heracles.

Transversales

  • Maneras de ir más allá, Rupert Sheldrake.
  • El calendario del Alma, Rudolf Steiner.
  • El maestro interior, André Malby.
  • Guía en el entrenamiento esotérico, Rudolf Steiner.
  • El libro de las mutaciones.

Calendario:

  • 21 sesiones totales, de 2½ horas por sesión. 52½ horas totales.
  • Reunión semanal los días miércoles de 19:30 a 22:00 hrs.
  • Inicia el miércoles 7 de agosto, y después continúa: 14, 21, 28 de agosto. 4, 11, 25 de septiembre. 2, 9, 16, 23, 30 de octubre. 6, 13, 27 de noviembre. 4 y 11 de diciembre. 15, 22 y 29 de enero. Y 4 de febrero de 2025.
  • Descanso: 18/sep y 20/nov y del 12 de diciembre de 2024 al 14 de enero 2025.

A quien corresponda:

Madrugada descansa en la lectura atenta y en la discusión —con presencia de obras de distintas épocas, temas y autores. Confía en ingenuas ocurrencias que van surgiendo a medida que nos adentramos en cavernas obscuras, excentricidades que responden al fermento semanal que, entre todas y todos, amasamos y dejamos crecer.

Toma distancia de aquel modo de reflexionar fascinado por acumular conocimiento y que, por su posible falta de apropiación y exceso de pedantería, termina por rigidizar nuestras creencias (e.g. convicciones), impermeabilizante que aleja la duda nutricia sobre quienes hemos llegado a ser en nuestra vida.

Sin embargo, cabe advertir que, aunque no nos interesa la erudición, la meditación de los materiales ofrecidos es fundamental: quien no lee termina por abandonar, aunque en apariencia siga entre nosotras.

Madrugada procura sí avivar, amablemente, la levadura puesta en nuestros corazones; susurrar recuerdos de la primera patria; apoyar nuestro «regreso a casa»; provocar —hasta donde nos es posible— una sana inquietud que nos disuade de olvidar «lo importante». Tienen por núcleo la amistad, una confianza desinteresada en la que cada uno confecciona —con lo que va siendo y tiene a su alcance— sus singulares panaceas.

Cabe señalar por último que Madrugada procura ser un espacio intempestivo… fuera de tiempo y sazón, extemporáneo. Imprevisto, inoportuno, inconveniente, inesperado e inapropiado. Molesto, fastidioso, insistente y tardío.

Sírvase para aclarar este último punto lo que se registró el 2 de septiembre del año 2022 en las bitácoras: “[…] Somos irremediables: estamos sin estar y sin querer queremos. Pero mire que algunos son necios, insisten en navegar un poco más, sin rumbo, sin tener clara la motivación, cansados, alimentados sólo por el día y la noche. Piden ya no leer más, ya no hablar más, ya no ser empachados por exóticas ocurrencias. Bueno, hasta se han privado —ejerciendo atinadamente su libre albedrío, cabe decir— de la rara costumbre de hablarle a los elementos en noches estrellada llenas de incertidumbre y temor, o de tocar las nubes de la infancia sofocados por la falta de claridad”.

Sin más por el momento, quedo suyo.

Atentamente,

El Cocinero


¿Qué haremos como mínimo en el 2024?

  1. Reunirnos puntualmente cada miércoles durante veintidos semanas: acompañarnos.
  2. Leeremos juntos distintos textos bajo la consigna de responder individualmente a la pregunta central (A): “¿Qué quiero?”.
  3. Cada participante deberá agregar, además de su pregunta central (A) una situación problemática (B) de su vida, con la intención de construir, a lo largo de seis meses, actitudes concretas (C) de cara a ella.
  4. Uso de otros medios para despertar la curiosidad por la pregunta central, situación problemática y actitudes concretas: cinematográficos, musicales, literarios, esotéricos, experienciales, etc.
  5. Cuando así lo amerite se sugerirá ejercicios de consciencia y/o espirituales.
  6. Se espera que cada participante escriba sus experiencias: prosa o narrativa. No se obligará a nadie a compartir si no lo quiere hacer, pero sí debe escribir por lo menos para sí misma. Puede hacer uso de otros formas artísticas para expresarse.
  7. Durante todo el recorrido se invitará a mantener una bitácora personal de viaje.
  8. Se abrirá al grupo la posibilidad de ir al encuentro de El Fuego.
  9. Cuidar el significado de las palabras.
  10. Hacer a un lado los nueve puntos anteriores y atender lo más inmediato.

Pormenores

  • No se requieren antecedentes de ningún tipo más que saber leer y querer dialogar en torno a la pregunta central (A), el planteamiento de la situación problemática (B) y las actitudes concretas de cara a ella (C).
  • Todo el material lo facilitará El Cocinero.
  • Duración: 21 sesiones de 2.5 horas cada una.
  • Horario: miércoles de 19:30 a 22:00 (tentativo) vía Zoom. Encuentros presenciales deseados.
  • Inscripción: $300 / 5 pagos de: $1,890 (incluye 2 asesorías personales de 60 minutos, más todas las lecturas digitalizadas). Fechas de su amable pago: 28/ago, 2/oct, 30/oct, 4/dic, 29/ene/25.
  • Frecuencia: semanal.
  • Periodo: inicia el miércoles 7 de agosto 2024 y finaliza el miércoles 29 de enero 2025 (intermedio vacacional en invierno).
  • La sesiones serán grabadas y compartidas un par de días después. Permanecerán disponibles hasta el final de Madrugada 2024.

Yo, El Cocinero, que soy el que invita…

    • … no sé más que los participantes. No son clases… es diálogo. No son recetas… es responsabilizarse sobre su propia vida a medida que se lee y se dialoga. No es inmediato… se requiere disciplina y constancia, y mucho trabajo consigo mismo.
    • … podré tomar el rol de psicoterapeuta y apoyar en lo que va apareciendo en las sesiones, siempre de cara a que cada quien responda a su pregunta central (A), aclare su situación problemática (B) y trabaje en sus actitudes concretas (C).
    • … no sigo ningún método para hacer lo que aquí se propone pues realmente no dirige nada. No responde a un plan de estudios o a una intención distinta a no ser el que cada quien responda a su pregunta central (A), aclare su situación problemática (B) y trabaje en sus actitudes concretas (C).
    • … no soy responsable único de dirigir el diálogo, de ello son corresponsables todas las participantes.
    • … sí soy corresponsable de aclarar lo que ahí se dice y, de darse el caso, aprovechar lo que va apareciendo en las sesiones a favor de que cada participantes responda a su pregunta central (A), aclare su situación problemática (B) y trabaje en sus actitudes concretas (C).
    • … sí soy responsable de establecer las reglas de convivencia y corresponsable de mantenerlas.

    ¿Quieres saber más sobre la última MADRUGADA? Consulta aquí.



    Lo último en mi BLOG

    • Madrugada 2024 (Plática informativa)

      Madrugada 2024 (Plática informativa)

      Madrugada 2024 (III) Conociéndote a ti mismo en compañía de otras: Lee, escribe, obsérvate y piensa con el corazón Justificación, temario, calendario, dinámica y pormenores en MADRUGADA 2024. Plática informativa: miércoles 17 de julio a las 21:30 hrs. vías Zoom. Contáctame por Whatsapp para compartirte la liga. Ediciones anteriores de Madrugada: Madrugada 2022 Madrugada 2023…

    • La gratitud

      La gratitud

      Difícil y escasa, pero la más dulce de todas las virtudes. Sorprende lo difícil que puede llegar a ser. La gratitud alarga un primer placer: ¡qué alegre me siento de estar alegre! “La gratitud es el placer de recibir y la alegría de estar alegre”. Y, sin embargo, aunque uno trabaje en uno mismo para…

    • La putrefacción como condición de posibilidad de la regeneración

      La putrefacción como condición de posibilidad de la regeneración

      Transcripción del Capítulo II titulado Cómo hay que sembrar naturalmente el Árbol Solar de los Filósofos, cómo plantarlo y transplantarlo, del libro Instrucción de un padre a su hijo acerca del árbol solar, de autor anónimo. No ignores, hijo mío, que el grano de trigo que se siembra en la tierra ha de estar maduro,…

    • “Amos de los sueños”, de Peter Kingsley

      “Amos de los sueños”, de Peter Kingsley

      “Oulis hijo de Euxinus ciudadano de Elea sanador phôlarchos en el año 379”. “Oulis hijo de Ariston sanador phôlarchos en el año 280”. “Oulis hijo de Hyeronimus sanador phôlarchos en el año 446”. Las tres inscripciones mencionan una palabra que no se ha encontrado en ningún otro lugar del mundo mas que en Elea: phôlarchos.…

    • ¿Qué hacer con nuestra ira, según Tolstói?

      ¿Qué hacer con nuestra ira, según Tolstói?

      ¿Qué recomendaciones hace Tolstói sobre cómo manejar nuestra ira? El pecado de la malevolencia [Malquerencia [mala voluntad contra alguien o contra algo], enemiga [enemistad, odio, oposición], mala voluntad], “la aversión por los seres humanos”: mala voluntad contra alguien o contra algo. Lo terrible no es la muerte sino el odio de los seres humanos.

    • Apuntes sobre la amistad (E)

      Apuntes sobre la amistad (E)

      5. Correspondencia en la amistad La amistad requiere de la convivencia pues en ella unos y otros se “complacen y se procuran beneficios”. Sin convivencia no hay presencia de facto sino más bien hay una distancia (metafórica o cuantificable, diría) y, por tanto, la amistad no puede ejercerse, lo que no implica que la amistad…

    • Colofón Madrugada ‘23

      Colofón Madrugada ‘23

      Aquellos que en cualquier día del mes de Targelión se embarcaron, han regresado al puerto… en la noche. Llevaban con ellas un trabajo, que en ocasiones fue ganando claridad y, en otras, descartada por obsoleta. Concedieron el beneficio de la duda a las palabras de El Cocinero que les dijo, a modo de convencimiento, que…

    • Eos, madre de los cuatro vientos

      Eos, madre de los cuatro vientos

      Eos, hermana de Helios (El Sol) y Selene (La Luna). Eos salía de su hogar al borde del océano que rodeaba el mundo para anunciar a su hermano Helios, El Sol. Es una diosa que se representa melancólica y bella. Según Hesíodo, Eos “brilla sobre todos los que están en la tierra y sobre los…

    • El fenómeno del miedo

      El fenómeno del miedo

      Dice Heidegger (en Ser y tiempo §30) que el fenómeno del miedo aparece ante nosotros como “lo temible” y que se nos hace presente mediante “el carácter de lo amenazante”. ¿Qué abarca lo amenazante? Algo que puede ser perjudicial. Perjudicialidad que tiene un determinado ámbito en el que nos vemos (fantaseamos) afectadas. Un ámbito —una…



    Diálogo Existencial en Facebook

    Diálogo Existencial is at .

    4 days 21 hours ago

    MADRUGADA 2024⁣ 𝘊𝘰𝘯𝘰𝘤𝘪é𝘯𝘥𝘰𝘵𝘦 𝘢 𝘵𝘪 𝘮𝘪𝘴𝘮𝘰 𝘦𝘯 𝘤𝘰𝘮𝘱𝘢𝑛̃í𝘢 𝘥𝘦 𝘰𝘵𝘳𝘢𝘴: 𝘓𝘦𝘦, 𝘦𝘴𝘤𝘳𝘪𝘣𝘦, 𝘰𝘣𝘴é𝘳𝘷𝘢𝘵𝘦 𝘺 𝘱𝘪𝘦𝘯𝘴𝘢 𝘤𝘰𝘯 𝘦𝘭 𝘤𝘰𝘳𝘢𝘻ó𝘯. ⁣ Miércoles 17 de julio plática informativa. 21:30 hrs. (Zoom) — 𝐉𝐮𝐬𝐭𝐢𝐟𝐢𝐜𝐚𝐜𝐢ó𝐧 ↓ Desde mediados del siglo XIX, en el mundo Occidental, algo comenzó a sospecharse respecto

    Diálogo Existencial is in Ciudad de México.

    1 week 5 days ago

    Madrugada 2024 𝐶𝑜𝑛𝑜𝑐𝑖𝑒́𝑛𝑑𝑜𝑡𝑒 𝑎 𝑡𝑖 𝑚𝑖𝑠𝑚𝑜 𝑒𝑛 𝑐𝑜𝑚𝑝𝑎𝑛̃𝑖́𝑎 𝑑𝑒 𝑜𝑡𝑟𝑎𝑠: 𝐿𝑒𝑒, 𝑒𝑠𝑐𝑟𝑖𝑏𝑒, 𝑜𝑏𝑠𝑒́𝑟𝑣𝑎𝑡𝑒 𝑦 𝑝𝑖𝑒𝑛𝑠𝑎 𝑐𝑜𝑛 𝑒𝑙 𝑐𝑜𝑟𝑎𝑧𝑜́𝑛. Plática informativa: miércoles 17 de julio a las 21:30 hrs. vías Zoom. Contáctame por Whatsapp para compartirte la liga. Justificación, temario, calendario, dinámica y pormenores en MADRUGADA

    Diálogo Existencial is in Ciudad de México.

    2 weeks 1 day ago

    MADRUGADA 2024, abre su convocatoria. Plática informativa: miércoles 17 de julio a las 21:30 hrs. — A quien corresponda: Madrugada descansa en la lectura atenta y en la discusión —con presencia— de obras de distintas épocas, temas y autores. Confía en ingenuas ocurrencias que van



    Agenda una cita