Eos, madre de los cuatro vientos

Stanisław Wyspiański: Eos, Fósphoros, Héspero, Helios, dibujo a lapiz negro, Museo Nacional de Varsovia, 1897

Stanisław Wyspiański: Eos, Fósphoros, Héspero, Helios, dibujo a lapiz negro, Museo Nacional de Varsovia, 1897

Eos, hermana de Helios (El Sol) y Selene (La Luna). Eos salía de su hogar al borde del océano que rodeaba el mundo para anunciar a su hermano Helios, El Sol. Es una diosa que se representa melancólica y bella. Según Hesíodo, Eos “brilla sobre todos los que están en la tierra y sobre los inmortales dioses que viven en el ancho del cielo”.

Eos, madre de los cuatro vientos: Bóreas (Norte), Céfiro (Oeste), Euro (Este) y Noto (Sur), así como de los planetas y Eósforo/Héspero, el lucero del alba. Eósforo (Griego: Ἠωσφόρος Ēōsphoros), Heósforo (Griego: Ἑωσφόρος Heōsphoros, “Portador del alba”), Fósforo (Griego: Φωσφόρος Phōsphoros) o Lucifer es el nombre de la estrella del alba, el planeta Venus, en su aparición matutina. La designación del mismo referente (el planeta Venus) con dos nombres distintos, según el momento de su vislumbramiento (“Eósforo” por la mañana y “Héspero” por la tarde) es otro indicio de que en un estadio antiguo eran considerados dos objetos celestes distintos.

Puede interesarte  El arte de ser feliz por Arthur Schopenhauer (Regla #4)
,

Agenda una cita