La muerte desde la Psicoterapia Existencial (Irvin Yalom)

La muerte desde la Psicoterapia Existencial Irvin Yalom

La muerte de cualquier hombre me disminuye, porque yo formo parte de la humanidad; por tanto nunca mandes a nadie a preguntar por quién doblan las campanas: doblan por ti.

John Donne (1572)

La muerte desde la Psicoterapia Existencial de Irvin Yalom

por Gilberto Santaolalla

A continuación se presenta un resumen del capítulo sobre la muerte del libro Psicoterapia Existencial, del psiquiatra estadounidense Irvin Yalom. Hacemos algunas acotaciones o comentarios en corchetes ([]).

————————————————————————————————————-

Una vulnerable línea de pensamiento, que data de los comienzos de la escritura, señala la imbricación [Disponer una serie de cosas iguales de manera que queden superpuestas parcialmente, como las escamas de los peces] entre la vida y la muerte. Una de las verdades más evidentes de la existencia es que todo se desvanece y que la desaparición de las cosas nos produce temor. Es evidente también que, no obstante, nos vemos obligados a vivir enfrentándonos tanto a la desaparición de las cosas, como al temor que sentimos. Continuar leyendo “La muerte desde la Psicoterapia Existencial (Irvin Yalom)”

Experimentos para adolescentes 1

Juegos-filosoficos_1

#1 VAMOS

Vamos

A comenzar una cadena

de intercambio de dibujos

que sólo controlaremos al inicio

Continuar leyendo “Experimentos para adolescentes 1”

El adolescente existencial

adolescente existencial

  • La adolescencia involucra una variedad de cambios radicales en la vida del individuo en todos los aspectos (físicos, cognoscitivo, emocional, interpersonal, social e intrapsíquico), transformaciones a las cuales tiene que adaptarse a pesar de ser muy angustiantes y a veces hasta traumáticos.

Continuar leyendo “El adolescente existencial”

La soledad de Michel de Montaigne

La soledad de Michel de Montaigne

La soledad de Michel de Montaigne

Solemos reconocer en nosotros dos tipos de soledades: la interpersonal o la intrapersonal, normalmente la primera se refiere “al aislamiento de otros individuos” por razones geográficas, falta de habilidades sociales, lo amenazante que nos puede resultar intimar con el otro o un determinado estilo de personalidad (neurótico o patológico) que, como dice Irvin Yalom, “imposibilitan la existencia de una interacción social gratificante”. Sea como sea, solemos estar en pertenencia o en alejamiento, siendo recordados u olvidados pues, como dice Montaigne, “no hay nada tan disociable y sociable como el hombre: lo primero por vicio, lo otro por naturaleza”. Es decir, nos separamos de los otros por sentir que comenzamos a dejar de ser nosotros para comenzar a ser ellos; o, nos reunimos con los otros por angustia de quedarnos solos y desvalidos, para terminar siendo los otros y no nosotros. ¡Menuda paradoja! Continuar leyendo “La soledad de Michel de Montaigne”