André Comte-Sponville: “Uno estudia filosofía porque no es feliz” (Entrevista)

André Comte-Sponville tiene alguna peculiaridad en su expresión, incluso en su cara, que invita a pensar a su interlocutor que tiene algo de imperturbable, como aquel actor de París Texas, y también algo del Gary Cooper de Solo ante el peligro. Tiene 60 años, que es una edad que ya agrupa todas las experiencias y, por tanto, todas las expresiones, y es filósofo (“probablemente el filósofo francés vivo más importante de la actualidad”, dice la editorial Paidós, que lo publica en España, en su reseña de prensa); como tal, como intelectual, se ocupa, sobre todo, de la vida cotidiana, y por tanto, de las relaciones íntimas, de cómo las personas se relacionan entre sí. De hecho, este último libro suyo que Paidós acaba de presentar entre nosotros, Ni el sexo ni la muerte. Tres ensayos sobre el amor y la sexualidad, contiene muchas conversaciones pertinentes con amigos suyos, con ejemplos muy explícitos, sobre cómo los otros llevan adelante las relaciones más privadas. Pero él mismo, como individuo detrás del libro, es extremadamente íntimo; así que cuando, en el prolegómeno de la conversación, evocamos la posibilidad de que en este tiempo de diálogo quizá íbamos a plantear alguna pregunta personal, el autor de La felicidad, desesperadamente o El amor, la soledad dio un respingo. Pero luego respondió, educadamente, sonriendo a veces, y a veces guardando la sonrisa detrás del escaparate de un rostro que mientras escucha resulta inexpresivo y gravemente silencioso, pero que cuando responde recurre a todos los elementos de su cara angulosa y agradable, como de confesor estoico. Al final de la conversación (ayudada por la intérprete Elisabet Perelló), el interlocutor se queda pensando que quizá su primitiva prevención ante las preguntas íntimas era nada más que un desafío para que profundizáramos en ello. Pero era tarde, se iba con sus editores a seguir la promoción en Barcelona, donde tiene su sede Paidós.

Continuar leyendo “André Comte-Sponville: “Uno estudia filosofía porque no es feliz” (Entrevista)”

Los ridículos en la práctica psicoterapéutica

Título: Un modelo reflexivo sobre nuestros ridículos en la práctica psicoterapéutica

Trabajo libre presentado el viernes 16 de noviembre del 2012, en el V Congreso Lationamericano de Psicoterapia Existencial, titulado “Co-Construyendo nuestra identidad existencial. De la filosofía a la práctica”, realizado en México D.F.

Resumen:

El apellido Pascal evoca al genio matemático del s.XVII. Poco se conocen sus momentos de mayor reflexión: la vida concreta, la sorpresa de existir y la fragilidad del hombre, Continuar leyendo “Los ridículos en la práctica psicoterapéutica”