Diferencias respecto a otras perspectivas

Que-no-es-la-psicoterapia-existencial

¿Qué no es la Psicoterapia Existencial?

Los modelos médicos y conductuales suelen tener un acercamiento a partir del diagnóstico de síntomas de desorden mental. Desde su concepción teórica estos síntomas deben de ser curados o eliminados. Así, el sufrimiento innecesario debe mitigarse o removido rápidamente y de la manera menos dolorosa. Aunque la cooperación del paciente es necesaria, los procedimientos técnicos involucrados dependen principalmente del conocimiento y habilidad del experto.

De aquí se deriva que, la mayoría de las teorías psicoterapéuticas empoderan a los terapeutas como expertos, neutrales (objetivos) y técnicos. Es decir, son ajenos al cliente y “saben lo que hacen” porque conocen. ¿Qué conocen? Conocen lo que es normal y lo que es patológico (enfermedad). Un conocimiento teórico que les hace asumirse capaces de leer el mundo interno de otra persona. Diagnostican, establecen estrategias y objetivos claros de cura, basándose en la confianza de poseer un saber.

Las perspectivas psicoterapéuticas cercanas a los modelos mencionados postulan una relación entre un experto y alguien que no lo es. Suponen que una persona (el que sabe) puede cambiar a otra (el que no sabe), o por lo menos influirla para que modifique su conducta en el mundo o su interpretación de éste. Como resultado hay una desigualdad intrínseca entre cliente y terapeuta.

Diferencias de la Psicoterapia Existencial

En contraste, mientras que las aproximaciones freudianas buscan explicar la vida psíquica, la Psicoterapia Existencial (con aproximación Fenomenológico Existencial) busca abrir el fenómeno que es experienciado por el paciente a un punto de vista menos restrictivo. La Fenomenología Existencial rechaza la noción psicoanalítica del “inconsciente” y lo reemplaza con la idea de “consciencia reflexiva e irreflexiva”. Así, Hans Cohn, dice que “[l]a terapia existencial no trata de cambiar la hipotética estructura intrapsíquica del cliente individual, sino que intenta clarificar los modos de involucramiento, los campos de la intersubjetividad y la comunicación. Su espacio terapéutico no es el “mundo interno” del cliente sino el área de interacción con el mundo del cual forma parte.”

El Método Fenomenológico busca mantenerse en un nivel descriptivo. Se enfoca en el qué y en el cómo de la experiencia en vez de proveer las explicaciones derivadas del por qué. A diferencia de otras aproximaciones analíticas, el modelo fenomenológico-existencial no considera la angustia como una perturbación en la psique del individuo o el resultado de un patrón inadecuado de desarrollo, sino como un aspecto inevitable de la existencia humana. Además, el sufrimiento del paciente representa una oportunidad para una búsqueda profunda y reflexiva acerca de sus preocupaciones fundamentales.

En este sentido —y por desconcertante que pueda sonar— la Psicoterapia Existencial considera que el sufrimiento puede tener una función sanadora. Promueve un diálogo que oriente a la persona hacia una existencia más auténtica e integrada, en vez de ser una mera molestia [el sufrimiento] que debe de ser eliminada para habilitar al paciente a que «siga adelante», como suele escucharse tan a menudo en nuestros días. Así, la Psicoterapia Existencial suele poseer un reconocimiento de las limitantes humanas y del carácter trágico de la vida. También recuerda lo inevitable del sufrimiento y la muerte, y los elementos del misterio y la paradoja que infunden en toda vida humana.

Además, en vez de ver el pasado como un agente causal a nuestra estancia y comportamiento actual, la teoría Fenomenológico Existencial observa la importancia del pasado como el medio interpretativo por el cual nuestro presente es validado y, posiblemente en consecuencia, las orientaciones futuras se clarifican. Considera que nunca estamos totalmente determinados por nuestras experiencias pasadas. Las elecciones personales juegan un papel significativo en quiénes somos y en lo que nos convertimos.

“La Psicoterapia Existencial es la única forma establecida de psicoterapia que está directamente basada en la filosofía en vez de la psicología.” (van Deurzen) Es un acercamiento que migra, en sus orígenes, del modelo psiquiátrico (e.g. Karl Jaspers, Ludwing Binswanger, Medard Boss) a un modelo filosófico influenciado por Martin Heidegger. Es un método alternativo de tratar con la angustia emocional y mental, con la intención de comprender los predicamentos humanos, sus paradojas y conflictos. Esta aplicación temprana de la filosofía en la psicoterapia ha sido seguida por otros, como son: Rollo May, Hans Cohn, James Bugental, Ronald D. Laing, Thomas Szasz, Irvin Yalom, Ernesto Spinelli y Emmy van Deurzen, entre los más conocidos.

¿Cómo se distingue?

La Psicoterapia Existencial no diagnostica, por ende no es un tratamiento para una enfermedad médica. No es ningún tipo de servicio de salud, pues la existencia humana no es una enfermedad. Por lo tanto no puede ser sensible al tratamiento médico. Considera sí que los terapeutas no deben de ser agentes morales responsables de sus clientes y de sus consciencias. Es decir, no asumen una posición directiva ante el cliente al decirle lo que deben o no hacer. No es una “solucionadora de problemas”, ni “un entrenamiento en habilidades”. Tampoco un apoyo para salir y acabar con duelos y/o crisis.

La Psicoterapia Existencial se trata más del encuentro de puntos de vista, es una exploración conjunta (paciente y terapeuta) de nuestra existencia y de los dilemas cotidianos. Es una revisión de las diversas formas y estilos de relación que el paciente desarrolla y despliega en su existencia. Una escucha atenta y enfocada, dialógica. Un acompañamiento a través de obscuros abismos. Un transitar en el que no hay paternidad ni jerarquía por parte del psicoterapeuta, sino una actitud que invita a la responsabilidad sobre uno mismo.


Diálogo Existencial | Psicoterapia Existencial

Santander #80, Col. Insurgentes Mixcoac.
Ciudad de México, MÉXICO.
(+52) 55 13630218
info@dialogoexistencial.com
www.dialogoexistencial.com

Psicoterapia Existencial