¿Qué temas trata?

Psicoterapia-existencial¿En qué temas Pone su atención la Psicoterapia Existencial?

La Psicoterapia Existencial es una oportunidad para el paciente de reflexionar acerca de esos temas comunes a todos, planteándose la posibilidad de construir una manera renovada de relacionarse con la vida. Un modo… no mejor o peor, sino simplemente más real. En el espacio terapéutico el paciente podrá repasar sus experiencias, pensamientos, historias, fantasías, frustraciones, sueños —y un gran etcétera— con el terapeuta, quien facilitará la exploración y la indagación del contenido que el paciente decida compartir. El terapeuta podrá también cuestionar —e inclusive retar—: a) los puntos de vista del paciente, b) las respuestas que hasta el momento han ayudado al paciente a sostenerse en el mundo y/o c) sustituir las conclusiones del propio paciente, pues ambos (paciente y terapeuta) tienen (en la dermis de la existencia) las mismas preguntas acerca de la vida.

¿Qué requiere el terapeuta del paciente? Que esté dispuesto para propiciar la posibildiad un diálogo genuino con el terapeuta. También, estar en disposición de tomar en cuenta la posibilidad de responsabilizarse sobre su propia vida.

Contextos que emergen en el paciente durante el proceso terapéutico existencial

Para van Deurzen, algunos de los contextos que emergen en el paciente durante el proceso terapético son:

• Descripciones de la vida y lo existente, los temas universales, lo que nos es dado (el nivel ontológico) y del día a día, sobre lo único que podemos hacer algo, la experiencias personal )el nivel óntico).
Sentido de vida: “Me siento como levitando. No encuentro referencias en la vida”.
Angustia existencial. “Estoy solo en el mundo, teniendo que luchar contra mi moralidad y mis limitaciones, tomando la responsabilidad de mi mismo de cara a incontables retos y limitaciones.”
• Dilemas morales: “¿Cómo debo de vivir mi vida haciendome caso a mí?”.
• Dilemas éticos: “¿Cómo debo de vivir mi vida sin dejar de ver por los otros?”.
• Intencionalidad: siempre estamos en relación con el mundo; siempre tenemos una opinión “acerca de…”; no podemos no tener un modo “de estar en el mundo”.
Mundo vivido: todos tenemos nuestra propia perspectiva del mundo, nuestro punto de referencia particular.
• Situacional: culturales, ambientales, históricas, limitantes, imprevistas, azarosas, fácticas, siempre estamos en situación, es decir, no podemos hablar de emociones o problemas de manera aislada, sino en relación con un contexto determinado.
• Situaciones límite: irrevocables; no podemos renunciar a ellas; “deben” de ser aceptadas; “debemos” aprender a vivir con ellas; nos llevan a un lugar de confrontación con nosotros mismos, de una manera decisiva y fundamentalmente inquietante. Muerte, culpa, dolor, sufrimiento y fracaso.
• Decepción de nosotros mismos: cuando nos contamos historias falsas de nosotros mismos, actuando de mala fe o “como si…”. La manera en que cuento mi historia es la manera en la que me creo a mí mismo. No somos fijos ni determinados, esto sería negar las circunstancias y nuestra libertad. Estamos en constante proceso de crearnos a nosotros mismos.
Tiempo: nuestras vidas son un proceso continuo de transformación que no podemos parar. Mi existencia es histórica. Todas mis acciones están llenas de conciencia acerca del cambio temporal. Hay decadencia y desarrollo alrededor de mí.
• Culpa existencial: la sensación frecuente de malestar con nosotros mismos por no haber logrado todo nuestro ser. Estar en deuda con la vida. Siempre estamos en la capacidad de ser más vivos, más abiertos, más verdaderos a nuestro potencial de lo que realmente somos.
• Cuidado. El modo inevitable en el que nos relacionamos con el mundo teniendo presente la finitud (muerte) como el fin de las posibilidades.
• Paradojas: la vida humana se lleva a cabo en la tensión que se da entre fuerzas opuestas.

Algunos objetivos de la Psicoterapia Existencial para el paciente

1. Mejorar el propio conocimiento: hacerse más consciente de su cotidianidad.
2. Enfocarse en su libertad de elección, dando forma a su propia vida.
3. Abrir y explorar otras posibilidades de ser.
4. Reflexionar acerca de su muy particular manera de estar en el mundo.


Diálogo Existencial | Psicoterapia Existencial

Santander #80, Col. Insurgentes Mixcoac.
Ciudad de México, MÉXICO.
(+52) 55 13630218
info@dialogoexistencial.com
www.dialogoexistencial.com

Psicoterapia Existencial