Psicoterapia Existencial: ¿Qué la caracteriza?

¿Qué caracteriza a la Psicoterapia Existencial?

La Psicoterapia Existencial investiga y examina la existencia humana y sus preocupaciones fundamentales. Ayuda a identificar —mediante el diálogo— nuestros prejuicios y maneras de interactuar en la vida. Muestra una disposición abierta a la situación particular de cada paciente y a las formas en que experimenta su vida. Atiende los conflictos que brotan de estar en un mundo que, inesperadamente, amenaza nuestra manera particular de existir.

Para la Psicoterapia Existencial todo “conflicto es el inicio de la consciencia” (E. Spinelli), reconociéndolo como como una condición inseparable a la existencia humana. De manera que lo contingente no es algo que se encuentra externo a nosotros; tampoco algo que sea inadecuado, sino que es consecuencia (principalmente) de la manera particular en que hemos interpretado el mundo. Así, todos padecemos por lo menos un apuro en nuestra vida que pone bajo amenaza nuestra filosofía ante la vida.

Ante este padecer, la Psicoterapia Existencial clarifica y comprende los valores, significados y creencias  que el paciente ha implementado (como estrategias) para entender el mundo. Evidencia los supuestos respecto a nuestra forma de vivir, pues hemos comenzado a dudar sobre la apropiación de nuestra existencia.

Más una actitud que un método

La Psicoterapia Existencial más que un método es una actitud filosófica que, partiendo del arte de plantear preguntas y no del diseño de respuesta, atiende y cuida aquello que surge como fenómeno en el espacio terapéutico. Mantenerse en las preguntas promueve la posibilidad de un diálogo más honesto, verdadero e íntimo, hacia nosotros mismos y hacia lo otro. El diálogo tiene por objeto la vida, como medio la razón y el lenguaje, y como fin nuestra verdad.

En este sentido, el psicoterapeuta existencial invita al paciente a que —juntos— den cuenta de su cotidianidad, centrándose en: 1) la manera de interrelacionarse con lo otro (donde lo otro pueden ser otros individuos, objetos, ideas, creencias, fantasías, etc.), 2) sus preocupaciones existenciales y 3) su expresión fundamental: la angustia.

La Psicoterapia Existencial confía en que, el entrelazado de los “momentos existenciales, su tensión, su conflicto y su armonía mutua” (Fink) son un proyecto abierto. Al estar en esta disposición no se limita a explicar la existencia exclusivamente de manera biológica, anímica o espiritualmente. Más bien, penetra comprensivamente en las paradojas y dilemas que se presentan en nuestra vida vivida y que nos llevan a un encontrarnos “siempre-ya-con-nuestro-ser-en-el-mundo” (Heidegger) y el estado de ánimo que eso infunde en nosotros, pues ser es “ser afectado” (Ortiz-Osés), es decir, nuestros pensamientos siempre irán acompañados de un afecto y no de la neutralidad en la que, comúnmente, nos decimos estar.

Un saber por sobre una explicación

Por último, la Psicoterapia Existencial se sumerge en los asuntos humanos más desde un saber (como la luz que surge del desconocimiento, un saber inmerso en la obscuridad, en el no saber, en el misterio) y menos desde la explicación, pues hay vivencias que las palabras no alcanzan a describir. El mundo y sus fenómenos se muestran para todos: el río que se crece, el llanto de un niño, el amor no correspondido, la muerte de los padres, el sentido que se nos desvanece. En concreto, una totalidad desplegada “más allá del dominio de nuestra experiencia” (Fink) de la que no siempre podremos dar sentido y/o explicación.

¿Qué promueve LA PSICOTERAPIA EXISTENCIAL?

• Ver con ojos nuevos nuestra existencia.
• Examinar las actitudes y creencias que se dicen acerca de la vida y que han sido aceptadas sin cuestionar.
• Diversificar y enriquecer la vida cotidiana mediante una provocación filosófica.
• La posibilidad de diseñar un proyecto personalizado que responda a los intereses y necesidades de cada paciente.
• Que el paciente se dé cuenta sobre la manera en que elige y determina su vida.
• Promover un análisis personal que motive la posibilidad de elegir y construir esquemas propios de vida.
• Una invitación a conocerse a partir de la palabra y el silencio.

Te invito a recorrer el sitio. A ir despacio, leyendo profundamente. Detenerte en los detalles e ir con cuidado, pues también ha sido concebido así.

No dudes en ponerte en contacto conmigo. Será un gusto poderte acompañar en tus inquietudes.

Gilberto Santaolalla


Diálogo Existencial | Psicoterapia Existencial

Santander #80, Col. Insurgentes Mixcoac.
Ciudad de México, MÉXICO.
(+52) 55 13630218
info@dialogoexistencial.com
www.dialogoexistencial.com

Psicoterapia Existencial